USO se suma a la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, reivindicando empleo de calidad, justo y sostenible y derechos para los trabajadores de plataformas digitales

USOCV participa con la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP) en la lectura simultánea, en más de 30 ciudades, del manifiesto para exigir el blindaje de las pensiones en la constitución
octubre 6, 2021
Show all

USO se suma a la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, reivindicando empleo de calidad, justo y sostenible y derechos para los trabajadores de plataformas digitales

El 7 de octubre se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, un día emblemático en la agenda del mundo del trabajo. Este día los sindicatos nos unimos para reclamar empleos decentes en todo el mundo y el respeto a los derechos de las personas trabajadoras.

En este 2021, hay mucho que reivindicar. Por un lado, que la recuperación se centre en alcanzar el pleno empleo, y que sea justo y sostenible. También hay que denunciar el deterioro que viene sufriendo el mundo del trabajo en los últimos años y que ha empeorado con la pandemia.

Por todo ello, USO se une a las reivindicaciones de la Confederación Sindical Internacional (CSI) para reclamar a los gobiernos la creación de empleo de calidad, justo y sostenible. Y también a las demandas de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) para exigir derechos para los trabajadores de las plataformas digitales. En España es imprescindible atajar el aumento de la precariedad laboral, un grave obstáculo para alcanzar el objetivo de trabajo decente.

Pleno empleo, justo y sostenible

La pandemia ha provocado una pérdida sin precedentes de empleos y medios de subsistencia para millones de trabajadores en el mundo. Se estima que se han perdido el equivalente a 255 millones de puestos de trabajo a tiempo completo desde el inicio de la crisis y otros 130 millones están en peligro en 2021. Además, como ya denunció la CSI a través de su Índice Global de Derechos de 2021, la pandemia ha sido utilizada para restringir derechos en todo el mundo.

La CSI reclama a los gobiernos que actúen para generar políticas activas de creación de empleo y poder crear 575 millones de puestos de trabajo. También es imprescindible la formalización de, al menos, la mitad del empleo informal de aquí a 2030. Estos objetivos son alcanzables, lo único necesario es la interlocución con los sindicatos para adoptar políticas de empleo efectivas.

Los planes de empleo deben contar con componentes clave como el fortalecimiento de las políticas industriales para apoyar a las industrias nacionales. La inversión pública debe realizarse preferentemente en sectores productivos respetuosos con el medio ambiente, y en aquellos que beneficien directamente a las personas como el desarrollo de infraestructuras o los cuidados. Es necesario que este tipo de empleo se cree directamente, acabando con la subcontratación que tanto ha devaluado estos empleos y sus salarios.

Sobre la calidad del empleo, los gobiernos deben apostar por la creación de trabajos decentes con derechos y salarios dignos. La sustitución de la economía informal por la formal permite precisamente que los empleos cuenten con derechos, además de aportar ingresos a las arcas públicas vía cotización. Otro aspecto que debe reforzarse es la inversión en formación y desarrollo de competencias para ayudar a los trabajadores a adaptarse a nuevos empleos.

Desde USO nos sumamos a la petición de la CSI de un nuevo contrato social que aborde la creación de empleo justo y sostenible. También es importante que cuente con reformas para avanzar hacia una fiscalidad global justa que permita financiar la protección social en todo el mundo.

Derechos para los trabajadores de plataformas digitales

USO se une igualmente a la campaña de la CES, que en esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente se centra en las condiciones laborales de los trabajadores de plataformas digitales. Este tipo de plataformas quieren que los trabajadores sean “autónomos” para evitar asumir sus responsabilidades. Es decir, que los trabajadores no disfruten de derechos como vacaciones, reposo en domicilio en caso de enfermedad, protección contra los accidentes de trabajo o un salario por hora decente. Es injusto para los trabajadores y para el resto de la sociedad que ven cómo estas empresas roban la financiación de las pensiones estatales y los sistemas sanitarios.

A pesar de los pronunciamientos de los tribunales en toda Europa, estas plataformas siguen incumpliendo las normas y presionando a la UE para que legisle en su favor.

Es por esto que USO, junto con la CES, demanda que estas empresas, y no los trabajadores, tengan que probar que estos son realmente autónomos. No hay que olvidar que las plataformas digitales siguen siendo empresas y deben seguir las mismas normas y convenios colectivos que otras de su sector. Asimismo, es importante que estos derechos laborales se extiendan a otros colectivos como personal de limpieza, periodistas o personas que se dedican a la música. La UE debe garantizar que todos los trabajadores, en línea o no, tengan los mismos derechos.

Acabar con la precariedad laboral

Sin duda uno de los mayores obstáculos en España para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº8, el trabajo decente, es el aumento de la precariedad. Las últimas reformas laborales han supuesto una devaluación del empleo, fomentando la temporalidad injustificada, la parcialidad no deseada y la reducción de la indemnización por despido, entre otros.

La crisis provocada por el covid-19 no ha hecho más que empeorar esta situación. Aunque de momento parece que se ha conseguido frenar la aplicación de más recetas de austeridad, la situación de buena parte de la población como los jóvenes, las mujeres o los migrantes es preocupante. Buena parte de las generaciones más jóvenes no saben aún lo que es un empleo decente. Muchas mujeres se han visto sobrecargadas de tareas de cuidados que debían compaginar con las laborales. Y las personas inmigrantes se han enfrentado, y se enfrentan, a situaciones de vulneraciones muy graves de sus derechos humanos en los espacios de trabajo.

Por eso, este 7 de octubre, USO reivindica que es posible una recuperación basada en el pleno empleo, justo y sostenible. La salida de la crisis únicamente tendrá lugar si se apuesta por una economía basada en el desarrollo sostenible y la justicia social. Y para ello, el trabajo decente es imprescindible.

error

¿Te gusta?, comparte la noticia.

Follow by Email
YouTube