5.694 parados más en agosto en la Comunitat Valenciana; formación, cambio de modelo productivo y empleo de calidad son las claves para revertir esta tendencia

¿Cómo actuar en el centro de trabajo ante los rebrotes por covid-19?
agosto 24, 2020
FTSP-USOCV HACE PLENO CON 9 DELEGADOS EN LAS ELECCIONES DE LA EMPRESA VECTALIA SEGURIDAD EN ALICANTE
septiembre 11, 2020
Show all

5.694 parados más en agosto en la Comunitat Valenciana; formación, cambio de modelo productivo y empleo de calidad son las claves para revertir esta tendencia

 

El paro registrado en la Comunitat Valenciana aumentó en agosto en 5.694 personas, un 1,31 por ciento más que en julio, la cifra total de desempleados se sitúa en 440.708, mientras que en términos interanuales aumenta en 75.646, un 20,72 % más.

Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en agosto el paro creció en las tres provincias de la Comunitat, sobre todo en *Valencia (3.163 personas más en paro, 1,48 %), seguida de Alicante (2.124 personas y un 1,20 % más) y Castellón (407, el 0,90 % más).*

Se trata de la tercera subida más elevada de entre las autonomías, solo superada por los 11.293 de Cataluña y los 6.260 de Madrid. En el conjunto de España, el incremento fue de 29.780 desempleados, hasta los 3,8 millones. El total en la Comunitat Valenciana sube a 440.708. En estos datos de paro no están incluidos los trabajadores afectados por expedientes de empleo temporal.

En variación anual, los datos son mucho más negativos. En la Comunitat Valenciana, el incremento es del 20,72 %, es decir, 75.646 parados más. En este caso, la autonomía baja a la cuarta posición, por detrás de Andalucía (199.238), Cataluña (109.224) y Madrid (87.089). El aumento en toda España fue del 24,04 %, con 737.010 desempleados más.

Si al paro le fue mal en el octavo mes del año, bastante peores fueron los datos de contrataciones. En la Comunitat Valenciana se formalizaron 102.269, lo que supone un 33,04 % menos que en julio o, dicho de otro modo, 50.471 menos en un contexto en el que los rebrotes del coronavirus han ido mermando de forma progresiva la campaña turística, que se nutre de tantos contratos temporales. El porcentaje es superior al 27,18 % de España, donde se hicieron 1,11 millones de contrataciones, con un descenso de 417.459 respecto a julio. En términos interanuales, el balance es muy similar. En la autonomía se suscribieron 30.250 contratos menos que en agosto de 2019 (un 22 % menos) y en España, 401.259 (un 26,40 % menos).

La afiliación a la Seguridad Social en la Comunitat Valenciana bajó en 4.691 persones en términos intermensuales, frente a un aumento de 6.822 en el conjunto de España. Respecto a agosto de 2019, el descenso fue en cada caso de 35.695 y 527.851.

Aceptando que marzo nos pilló a todos desprevenidos e incluso aceptando que muchas de las decisiones fueran tomándose sobre la marcha, seis meses después no podemos seguir hablando de parches y políticas provisionales. *El muro de contención de los ERTE, que vuelve a afrontar la incertidumbre de una prórroga, no puede ser la única medida laboral a corto y medio plazo. El progresivo cambio de modelo productivo que debió acometerse hace años ahora no debe ser exprés, y se han perdido para ello los meses más benévolos desde el punto de vista sanitario”, lamenta Maica Imbernón, Secretaria General de USOCV.

Los vaivenes del inicio del curso escolar son un buen símil para el inicio del curso laboral, cada cual remando hacia donde considera, con improvisación y sin sentar las bases de un modelo estable. Los fondos europeos se anunciaron a bombo y platillo, pero ahora requieren de una planificación que no se está desarrollando. *Los padres y madres necesitamos cobertura legal laboral que justifique la ausencia en caso de cuarentena, al igual que cuando los niños dan positivo en COVID19, es fundamental que el resto que pase la cuarentena, sin ser positivos, tenga los mismos derechos a que se le de la baja por accidente laboral, si esta situación no se regula, se van a producir bajas, excedencias, permisos o despidos, que van a repercutir mucho más en la economía, ya que se va a cotizar menos y consumir menos.*

*La formación también se convierte en una herramienta fundamental*, tenemos suficientes personas en paro como para reorientarlas hacia los necesarios empleos de educación, sanidad, atención social, investigación y desarrollo, y una atención administrativa pública eficiente, sin los vacíos que la ciudadanía ha padecido cuando más la necesitaba.

Maica Imbernón recuerda que “solo construyendo un empleo de calidad y una fuerte red interna, que no dependa de los vaivenes del exterior, podremos construir la recuperación real. El empleo y la riqueza crean más empleo y más riqueza, y únicamente con trabajo y salarios dignos se mantiene el consumo y, no hay que olvidar, se mantienen también las cotizaciones y nuestro estado del bienestar”.*

 

error

¿Te gusta?, comparte la noticia.

Follow by Email
YouTube